Camprodón

En la confluencia los ríos Ter y Ritort, Camprodón es el pueblo más grande del valle que trae el mismo nombre. Municipio tradicionalmente turístico y excursionista, invita al visitante a pasear por sus calles adoquinadas, visitar el Puente Nuevo, el paseo Maristany con sus señoriales casas modernistas, la calle Valencia lleno de tiendas típicas, sus paseos frondosos y sus fuentes… Encontraréis mercado semanal todos los domingos en el centro de la población.

Camprodón es uno de aquellos pueblos de Cataluña que vale la pena visitar, al menos una vez en la vida. logoEs famoso por sus embutidos como el “Bull” negro y blanco (típica butifarra catalan), la longaniza o el reconocidísimo fuet de Camprodón, así como también las famosas Galletas BIRBA, ¡que seguro  habéis comido alguna vez!. Paseando por el centro histórico también encontraréis la casa donde nació Isaac Albéniz y unas iglesias y monasterios románicos increíbles.

Como imagen más reconocida de Camprodón, tenemos el Puente Nuevo, que según la documentación encontrada, su construcción podría datar de fines del siglo XII y principios del XIII. Se cree que se levantó sobre los restos de otro puente más antiguo, por eso el nombre de Puente Nuevo.

El término municipal de Camprodón es uno de los más grandes del valle, gracias a la anexión de los términos de Freixenet, la colonia Estebanell y de los pintorescos pueblos de Rocabruna y Beget. El turismo, en Camprodon, ha sido presente desde principios del s.XIX, con la llegada de los primeros excursionistas y personas importantes de la burguesía barcelonesa.

Para más información clica aquí.

camprodon-entorn-els-roures